Te llevo a Nueva York con vuelo, hotel y guía
×


¿Tienes dudas o preguntas? 623 186 813 91 903 20 46


Actividades
en Nueva York

Vivir un partido de la NBA

Actividad: Partido de la NBA Precio: 100-200€

Emoción y espectáculo en la catedral del baloncesto; el calentamiento, el himno nacional, la presentación de los equipos, los descansos ¡todo es puro espectáculo!

¿Qué es la NBA?

La NBA es la National Basketball Association (Asociación Nacional de Baloncesto), una liga privada de baloncesto profesional que se disputa en Estados Unidos desde 1.946. Al ser privada, no depende de la Federación Estadounidense de Baloncesto.

Tras la Segunda Guerra Mundial, un grupo de propietarios de los recintos deportivos de diferentes ciudades se reunieron en el Madison Square Garden con el fin de buscar alternativas al hockey y al boxeo que llenaran dichos recintos, llegando a la conclusión de que el baloncesto sería ideal para conseguir sus objetivos al mismo tiempo que ofrecían un nuevo entretenimiento a la población americana.  Y tuvieron mucho ojo. Acababan de gestar lo que con el tiempo se convirtió en una de las ligas deportivas más famosas y seguidas del mundo.

¿Dónde ver un partido de la NBA en Nueva York?

Pues que mejor lugar que el Madison Square Garden para disfrutar de un buen partido de baloncesto en Nueva York, en cuyas instalaciones se concibió la idea de la NBA. Está situado en Manhattan, en el cruce de las avenidas Séptima y Octava.

Es la cuarta construcción con ese mismo nombre, las dos primeras estaban ubicadas en la Plaza Madison, de ahí su denominación.

En el Madison Square Garden son locales los equipos profesionales de los New York Knicks y New York Liberty (baloncesto y baloncesto femenino respectivamente) y también los New York Rangers (hockey sobre hielo).

Además del deporte, el MSG da cabida a cualquier tipo de evento que congregue gran cantidad de personas, desde combates de boxeo, convenciones políticas, actos religiosos y sobre todo, música. Por él han pasado numerosos músicos y bandas desde Elvis Presley a Lady Gaga, pasando por Shakira, Led Zeppelin, Michael Jackson o Queen. Esto deja patente que el Madison Square Garden es el lugar ideal para cualquier espectáculo a lo grande, y un partido de la NBA tiene espectáculo y mucho.

Historia de la NBA

Fue al término de la Segunda Guerra Mundial cuando un grupo de hombres, propietarios de varios recintos deportivos de diferentes ciudades estadounidenses se reunieron en Nueva York con el fin de buscar alternativas para llenar esos pabellones con algo más que boxeo y hockey sobre hielo, ambos deportes atraían gran cantidad de público, pero no alcanzaban a llenar los aforos. Pensando en algo totalmente distinto que fuera capaz de completar el calendario y ofertar un nuevo entretenimiento vieron en el baloncesto el evento ideal para cumplir todas sus expectativas y cubrir todas sus necesidades. El 6 de junio de 1.946 se firmó el nacimiento de la Basketball Association of America (BAA) que años más tarde pasó a denominarse NBA (National Basketball Association).

Antes de la NBA existieron otras ligas de baloncesto profesional en el país, pero esta fue la primera liga en intentar jugar principalmente en pabellones grandes de ciudades importantes. En 1.950 la NBA se posicionó a favor de la integración con la incorporación de los primeros jugadores afroamericanos a la liga. Actualmente está compuesta de jugadores de muchas razas, orígenes y culturas diferentes, siendo el 80 % de los jugadores afroamericanos. Esta incorporación permitió que las características del juego cambiaran, volviéndose más extrovertido, más rápido y más veloz, dando lugar a movimientos muy llamativos y vistosos.

Pese a su crecimiento, en 1.967 se vio amenazada debido a la formación de una nueva liga, la ABA (American Basketball Association), entrando ambas competiciones en una guerra de puja por el talento de nuevos jugadores. Este duelo de ligas duró 9 años; finalmente, en 1.976 las ligas establecieron un acuerdo en el que cuatro equipos pasaban de la ABA a la NBA, aumentando así su número de franquicias a 22, ganándole la partida y provocando su disolución. Algunos de los detalles más característicos de esta liga fue el balón de juego tricolor (azul, rojo y blanco, los colores nacionales), el lanzamiento de triples o el concurso de mates, este último pensado para confrontar a la NBA en cuanto a espectáculo se refiere. Todas estas peculiaridades fueron adoptadas posteriormente por la NBA, aunque el balón de juego sigue siendo el estándar naranja, sí se utiliza uno tricolor en el concurso de triples del All-Star Game, donde también se disputa el concurso de mates.

A partir de aquí comenzó la época dorada de la NBA, el fichaje de superestrellas y el creciente número de equipos permitieron un mayor proceso de expansión provocando un mayor interés en la liga. En los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, se pudo ver al mejor equipo de la historia del baloncesto, el “Dream Team” de Estados Unidos que contaba por primera vez con jugadores de la NBA. En esta década la NBA empezó a acoger a jugadores de otros países.

En 1996 con motivo de su 50 aniversario la NBA creó una liga femenina, la WNBA. El equipo neoyorquino se denominó New York Liberty en honor a su más famosa estatua.

Desde 2004 la NBA está conformada por 30 franquicias y sigue desarrollándose como una de las principales ligas deportivas del mundo. Actualmente la NBA es televisada en 42 idiomas en 212 naciones del mundo.

¿Qué haremos en un partido de la NBA?

Disfrutar. Un partido de la NBA ya sea de la temporada (de octubre a abril) o de los playoffs (abril y mayo, la final se juega en junio) en el Madison Square Garden es canela en rama. Si llegamos con tiempo podremos disfrutar además del calentamiento de ambos equipos.

Asistir a un partido de la NBA supone mucho más que asistir a un evento deportivo. Es un show en toda regla, y como todo espectáculo bien preparado, tiene un guión; el himno nacional, que los americanos viven con mucho respeto y orgullo, la presentación de los jugadores, mucha animación y por fin ¡empieza el partido!

Durante las pausas y los tiempos muertos del partido la fiesta no decae: animadoras, concursos, cañones que lanzan camisetas de los equipos… y cámaras enfocando al público: dance cam, kiss cam, si te toca ¡hazlo! Dan mucho juego y la gente se divierte muchísimo, además lo mejor para disfrutar del partido es meterse de lleno en el ambiente.

¿Por qué ir a un partido de la NBA en Nueva York?

Viajar nos nutre de muchas maneras, conocemos lugares nuevos, probamos sabores diferentes, los olores y los sonidos son distintos. Cuando viajamos vivimos o intentamos vivir del modo en el que vive la sociedad que habita las ciudades o los países que visitamos. Hacemos cosas culturalmente cotidianas para ellos, pero totalmente nuevas para nosotros.

Ir a un partido de la NBA supone sumergirse en la cotidianidad neoyorquina, no sólo es un partido, no sólo es un perrito, no sólo es un estadio, no sólo es una ciudad. Es que es la NBA, es que es el Madison Square Garden, es que es Nueva York. Es que todo es espectacular: el lugar y el juego, la gente y el ambiente. Tanto, que poco importa si no eres amante del baloncesto, porque esta experiencia te va a encantar.

NEWSLETTER

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.

Información básica sobre protección de datos:
Responsable: Te Llevo de Viaje a SL.
Finalidad: Proporcionar información comercial
Destinatarios: No se cederán datos a terceros
Derechos: Tienes derecho de acceso, rectificación y supresión
Síguenos en:
© 2020. Te Llevo de Viaje a SL.
CIF B05524129. c/ Isabel la Católica 22. 30003 Murcia (España).
Agencia de Turismo Registrada C.I.MU.401.m. Verificar Te llevo a Nueva York, Agencia de Turismo Registrada C.I.MU 401.m.
Establecimiento adherido a Arbitraje de Consumo de la Región de Murcia. Verificar Te llevo a Nueva York, establecimiento adherido a Arbitraje de Consumo de la Región de Murcia
Te llevo a Nueva York en Directorio Murcia e-Commerce Seguridad para nuestros clientes con los certificados SSL de GeoTrust
Todos los precios indicados son IVA incluido
Paga tu viaje a New York con Visa, Mastercard, American Express, PayPal y transferencia bancaria